jueves, 5 de junio de 2008

El Destino nos lleva a Calañas


Solo conozco el fandango calañes, pero el jodido destino nos ha llevado allí. Nunca he estado en el pueblo, ni siquiera de paso, pero espero que reciban bien a una nueva integrante de la plantilla del IES Diego Macias..

Como podéis ver en la web del pueblo, http://www.calanas.org/, tiene una iglesia interesante del gótico tardío una plaza de abastos con solera y unos jardines amenos para dar un agradable paseo en las tardes de primavera.

Pero la pregunta en cuestión es ¿En qué se diferencia este pueblo de otros? ¿Encontraremos alumnos respetuosos con sus mayores, atentos y educados o al niñato en moto, con siete piercing en la cara envalentonándose con cualquier señora de cierta edad y cagao hasta las trancas en cuanto se le hace frente? ¿Profesores que respeten el trabajo y compartan la responsabilidad de educar a la generación que nos pagarán las pensiones o aquellos que caen en la picaresca de cargar de papeles al vecino en beneficio propio? ¿Será un ayuntamiento de todos y para todos, que tenga cuidado el pueblo como una madre cuida a su hijo , con dedicación a los jardines y a los abuelillos o estaremos ante el cacique andaluz, con los bolsillos bien cargados, más preocupado por irse de faldas y whiskys al bar de la esquina a costa del dinero que mes tras mes nos sangra hacienda?

No se lo que nos vamos a encontrar, pero rezaré a San Pablo, para que como el chiste, nos deje como estamos.

2 comentarios:

Yorch dijo...

No te preocupes que en Huelva se vive de otra manera... mírame a mi, que aún estoy vivo! Lo más que te puede pasar es que el perfume de los lugareños sea un poco fuerte, pero siempre te los puedes comer...

Nos vemos en el club. A pasarlo bien.

Coronel Tigh dijo...

Hombre...lo lunes por la mañana cuando llegas de Huelva despues del madrugón y rogando por un cafe...no lo llamaría estar vivo.....pero bueno....ya se llevaran al club ricas viandas ibericas onubenses junto con algún que otro bizcocho thermomixero.